¡Libérate de las toxinas!

El acelerado ritmo de vida de la sociedad actual nos expone a entrar en contacto con numerosos contaminantes; atmosféricos, alimentarios, etc., los cuales suelen ser eliminados mediante el hígado, el intestino, el colon, los riñones, la piel y los pulmones gracias a nuestro sistema linfático y venoso. Aun así, algunos contaminantes resisten a este proceso natural de detoxificación siendo almacenados en distintos tejidos.

¿Cómo afectan los contaminantes en el cuerpo? ¿Tienen relación con el sobrepeso?

Se conoce que las células grasas del cuerpo o adipocitos son capaces de captar y acumular grandes cantidades de contaminantes persistentes o POP’s (Persistent Organic Pollutants). De modo que, contaminantes como los PCB o las dioxinas tienen efectos variables sobre la salud.

Cuando los residuos superan la capacidad de procesamiento de los órganos depurativos estos trabajan en exceso, de modo que las células van perdiendo su funcionalidad.

Recuperar el equilibrio sin toxinas

Según los últimos estudios realizados en ámbito hospitalario, se ha detectado que las personas con sobrepeso presentan una cantidad de contaminantes en los adipocitos tres veces superior a la de una persona delgada.

Cuando adelgazamos, los adipocitos reducen su talla produciendo un <<vaciado>> de las reservas de POP’s contenidas en dichas células, modificando la distribución de los contaminantes en el organismo.

higado detox, licuados, smoothies, shoppecumDe entre todos los órganos abdominales, deberíamos tener cuidado con el hígado y riñones. El hígado es un órgano crucial que realiza más de 500 funciones en nuestro organismo. Se encarga de filtrar las sustancias que pasan al flujo sanguíneo. Por lo tanto, es importante protegerlo y detoxificarlo para eliminar todas aquellas sustancias nocivas y contaminantes que retiene.

Realizar previamente un proceso de detoxificación y drenaje resulta beneficioso para potenciar nuestra dieta y  lucir una piel radiante.

Para detoxificar el organismo es aconsejable mantener unos hábitos de vida saludables; mantener una dieta constante y equilibrada (controlando la ingesta de carne, sal, azúcares, aditivos, conservantes, grasas saturadas, alcohol…) y realizar actividad física.</p

Bibliografía

Environmental Health Perspectives 

Abordaje macro y micronutricional Ysonut

0

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>